Iluminación artificial

La luz artificial puede afectar la decoración y la percepción del espacio en general; realzando, atenuando o variando los colores, las formas y las texturas.

A continuación, mencionaremos los cuatro tipos básicos de iluminación:


Iluminación general

Es la luz que permite desplazarse por un cuarto, teniendo en cuenta todos los aspectos generales de éste, de ahí su nombre. 

Habitualmente utiliza puntos de luz por encima del nivel ocular, por ejemplo, lámparas en el techo o a un nivel muy alto en las paredes. 

La luz debe poder encenderse y apagarse desde la entrada de la habitación. Puedes colocar un regulador de intensidad junto al interruptor para definir si se desea un ambiente enérgico o relajante cada vez que se encienda la luz.

Iluminación puntual o focal

Es un tipo de luz más centrada e intensa, que sirve para iluminar áreas de trabajo. Puede ser por ejemplo sobre la barra en la cocina, para que veas la comida que estás preparando.

Igual se usa luz focal sobre la mesa de comedor, eso para poner en centro, y presentar la comida de la mejor manera.

Para zonas de lectura y escritura puedes utilizar lámparas de pie o mesa. Si encuentras un modelo que tienes su pantalla ajustable te aseguras que siempre tienes la luz necesaria sobre tu área de trabajo. 

En áreas como el baño a veces es necesario con una iluminación puntual, por ejemplo, al lado o encima del espejo, para que tengas suficiente luz para el afeitado matutino. 

Iluminación Ambiental

A veces se usa la iluminación para crear un cierto tipo de ambiente. 

En espectáculos se usa la luz de colores para establecer el estado de ánimo para las diferentes partes del show.

Los mismo pasa en los restaurantes y bares, la iluminación establece un cierto ambiente.  

Igual en la casa podemos usar lámparas para crear un ambiente. Lámparas que emite una luz cálida nos ayuda en crear un espacio acogedor y agradable. Mientras unas lámparas con luz fuerte ponen más energía en la habitación. 

Iluminación decorativa

Más que cumplir con la función de iluminar un espacio, la iluminación igual puede ser usado como objeto de decoración. Esto puedo ser la lámpara en si, o que sirve para resaltar algún objeto o detalle arquitectónico en particular. 

Un ejemplo podría ser un cuadro que quieres que todos vean, o tal vez una escultura especial. Hasta puede ser una planta. 

Las lámparas para obtener una iluminación decorativa muchas veces son lámparas colgantes, pero a veces también pueden ser de pared, esto en particular si se trata de resaltar un cuadro.  

Ahora, antes que eliges el tipo de iluminación que tu espacio requiere, hay algunos factores que debes tener en consideración al iluminar un espacio de cualquier tipo:

  • Mejorar la iluminación de un espacio puede lograr grandes cambios en tu decoración y apariencia de tu hogar.

  • Una manera sencilla de acondicionar un espacio con iluminación es mediante un interruptor de intensidad, porque permitirá crear diferentes ambientes con las mismas lámparas.

  • Aunque la iluminación depende del uso que se dé a cada habitación, es muy importante que sea congruente en toda la casa. Esto puede lograrse de diversas formas, como poniendo luces de la misma temperatura o interruptores de intensidad en cada habitación.

  • Combinar los distintos tipos de iluminación que mencionamos al inicio de este post puede convertirse en un interesante recurso para decorar espacios. 

¡No tengas miedo de poner en práctica estos útiles consejos! 

Ver nuestras lámparas en linea.